BIENVENIDOS A SERIE BIBLIOTECA CRISTIANA. BLOG DE ESTUDIOS BIBLICOS,COMENTARIOS,FOROS,PROGRAMA EN AUDIO,CHAT Y MUSICA.
Mi foto
Elvis Domínguez
Tamboril, Santiago, Dominican Republic
El pastor Elvis Domínguez con una experiencia ministerial por más de 15 años en el área educativa secular y bíblica. Presenta una serie de Material de estudios bíblicos para el estudiante de la biblia y el lector común, con la finalidad que este pueda interpretar la biblia de forma correcta, teniendo en cuenta el método gramático historico y biblico. Esperando que su biblioteca sea nutrida con un material unico en su género.
Google
Internet Serie Biblioteca Cristiana

jueves, 25 de diciembre de 2008

El hombre como ser tripartito (1 Tesalonicenses 5:23).


A- El Cuerpo:

*El cuerpo, es la parte exterior del ser humano, es lo

que sirve de casa a nuestra parte psíquica (alma y espíritu). Dios lo creó (Génesis 2:7) del polvo de la tierra, de lo concreto para que el hombre se relacionara con la creación concreta.

Las partes del cuerpo son tres: cabeza, tórax y extremidades.
Su función es tener relación con todas las cosas concretas.


B- El Alma:

*El alma es el elemento espiritual (yo) que acciona en el hombre. Se usa como pronombre personal en el A.T y N.T. Es la parte más importante del individuo como ser.

Las partes del alma son:

1. Mente: Parte de nuestra alma que se utiliza como archivo de todo aprendizaje y conocimiento.

Con la mente:

a. Adquirimos conocimiento- Proverbios 2:10; 19:2; 24; 14.

b. Sabemos- Salmos 139:14.

c. Recibimos consejos- Salmos 13:2.

d. Retemos- Lamentaciones 3:20.

La Biblia nos enseña a poseer la mente de Cristo. Para poder estar en capacidad de pensar bien (1 Corintios 2:16; Filipenses 4:8).

2. Voluntad: Es la parte de nuestra alma que nos permite tomar decisiones. Dios no interfiere en ella, por ser parte de nuestra personalidad. Dios tiene la suya propia (Hebreos 10:38).

Con la voluntad:

a. Queremos o escogemos- Job 7:15.

b. Rechazamos- Job 6:7; Mateo 16:25.

c. Tomamos de decisiones- Números 30:2.

d. Buscamos- Mateo 16:25.

Jesús enseñó que un nacido de Dios está bajo su voluntad (Lucas 11:2) y en la enseñanza general de la Biblia comprobamos que para la voluntad funcionar bien tiene que estar sometida a Dios (Efesios 6:6; Santiago 4:7; 1 Pedro 5:6-7).
3. Emociones: Las emociones son las manifestaciones exteriores tanto de la mente como de la voluntad. Fue la parte primordial que Satanás flexibilidad de Eva para lograr la caída (2 Corintios 11:3).

Con las emociones:

a. Amamos- 1 Samuel 18:1; Catares 1:7; Salmos 42:1.

b. Odiamos- Salmos 107:18-25; Samuel 5:8.

c. Nos gozamos – Isaías 61:10; Salmos 86:4.

d. Nos afligimos- Jueces 10:16; 1 Samuel 130:6

e. Deseamos- 1 Samuel 20:4; Ezequiel 2:25.

La Biblia enseña que Jesús a través de su muerte hizo posibles que toda condición emotiva fuera sanada, para que emotivamente fuéramos guiados en el sentir de Dios.

C. El espíritu:

* El espíritu es el soplo depositado en el hombre por Dios (Génesis 2:7) para que en esta parte se relacionase con su creador.

El orden de Dios para la Iglesia establece que la Adoración debe de ser en espíritu. Por esta razón cuando el creyente adora tiene que entrar en función, cada uno de los elementos que componen el espíritu. Según lo que dice Jesús en Juan 4:22-24, Dios toma en cuenta no donde adoramos sino como adoramos. Entendemos por la objetividad de la palabra que las partes del espíritu humano tienen que estar ejercitada y entrar en función para poder adorar, según la voluntad de Dios.

Las partes del espíritu son:

1. Conciencia: es el sentimiento que discierne; distingue lo bueno y lo malo. Sin embargo, no lo hace por medio de la influencia del conocimiento almacenado en la mente, sino con un espontaneo juicio directo. A menudo nuestra conciencia juzga (Romanos 8:16; 9:1; 1 Corintios 5:3).

2. Comunión: es la condición de relación con Dios. No podemos percibir a Dios con nuestros pensamientos, sentimientos o intenciones, porque únicamente podemos conocerle directamente en nuestro espíritu. Nuestra adoración a Dios y la comunicación de Dios con nosotros se llevan a cabo directamente en el espíritu. Tiene lugar en el hombre “interior” (Lucas 1:47; Romanos 1:9).

3. Intuición: es el elemento sensitivo del espíritu humano. Es muy diferente del sentido físico y del sentido anímico. La intuición conlleva una sensibilidad directa independiente de cualquier influencia exterior. Ese conocimiento que nos llega sin ninguna ayuda del pensamiento la emoción o la voluntad. “Sabemos” por medio de nuestra intuición (alcanzamos conocimiento sin necesidad de razonarlo) y nuestra mente nos ayuda a comprender. Las revelaciones de Dios y todos los movimientos del Espíritu Santo son perceptibles para el creyente a través de la intuición. En consecuencia un creyente debe tener en cuenta estos elementos; la voz de la conciencia y la enseñanza de la intuición (1 Corintios 2:11; 16:18; 2 Corintios 7:13; Mateo 2:8).

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias , ha sido de gran bendicion tu material, esta muy claro!

Anónimo dijo...

APRENDE UNO MUCHAS COSAS CON ESTAS PAGINAS GRACIAS POR QUE FUE MUY CLARO Y DE MUCHA AYUDA DIOS LOS VENDIGA

Anónimo dijo...

Hola pastor Elvis, muchas gracias por su exposición, muy clara, bendiciones.

Anónimo dijo...

Muy edificante la informacion , muchas gracias .

Sharon Víquez Sosa dijo...

Gracias por compartir esta enseñanza

Anónimo dijo...

EXCELENTE!! DIOS LO BENDIGA!

Anónimo dijo...

Bendiciones, muchas gracias por este bloc alcance a comprender cada parte :)

http://seriebibliotecacristiana.blogspot.com